Páginas vistas en total

martes, 1 de mayo de 2012

Seis meses después... estamos mejor que queremos.

Hace cinco meses los españoles tuvimos oportunidad de elegir a nuestros teóricos nuevos representantes en el parlamento, y los que salieran elegidos mayoritariamente serían los encargados de formar gobierno. Esas elecciones generales tuvieron lugar el 20-N (fecha funesta donde las haya y, con lo que ha pasado luego, incluso con su punto premonitorio) y sus resultados permitieron al PP tener una mayoría absoluta parlamentaria (MAL, MAL Y REQUETEMAL para un sistema democrático como el nuestro, no porque fueran ellos, no. Una mayoría absoluta con tanta diferencia y con tanto margen nunca es buena porque no da oportunidades a los demás, de ninguna de las maneras. Es lo más parecido a una dictadura) y formar gobierno. Desde entonces todo han sido sorpresas desagradables, todo han sido medidas sobre las que en campaña electoral no se había dicho ni una palabra (si las llegan a decir no les vota ni su familia) y todo han sido excusas "No queríamos, pero es que la situación heredada... es que el anterior gobierno... es que nos han dejado en una tesitura... esto es obligatorio... tenemos que sacrificarnos todos...". Y con esas excusas todo han sido rupturas de promesas electorales y mentiras por omisión. Se dijo que no se iban a subir impuestos y ahí lo tenemos: Más IRPF y en Enero más IVA. ¿Hay quien dé más? Se dijo que no iba a haber copago y ahora resulta que los pensionistas o pagan un porcentaje, una especie de diezmo medieval por sus recetas o se quedan sin ellas al igual que los enfermos crónicos... los inmigrantes van a perder muchísimos derechos en cuanto a asistencia sanitaria, la educación va hacia atrás porque van a subir la ratio y encima las horas lectivas... Lo dicho en el título: Estamos mejor que queremos. Y encima la presidenta de la Comunidad de Madrid diciendo que ella lo único que puede reprochar al gobierno es que "las reformas y recortes le están sabiendo a foie gras, que le están sabiendo a muy poco, que deberían haberse hecho más y más rápido". Salimos a la calle, defendemos lo nuestro y entre doña Soraya que dice que son los socialistas los que nos sacan y que a ella le daría vergüenza salir a la calle si hubiera dejado al país así (a ver cómo lo dejan ellos, si no es en una dictadura milagro será) y doña Esperanza que dice que los sindicatos provocan que se dé una imagen nuestra fuera de alborotadores, gente que destroza contenedores y GAMBERROS (así de claro lo dijo, tratándonos de palabra peor que si fuéramos delincuentes). Estamos mejor que queremos. Y  todavía si se te ocurre protestar te echan de tu puesto de trabajo o incluso de tu país. La mala imagen ya nos la damos nosotros solitos: La familia Real, las empresas españolas en el exterior... en fin... Esto va a pegar un pedo un día de estos que ni lo contamos. Ya veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario