Páginas vistas en total

miércoles, 18 de enero de 2012

Bueno, pues seguimos con la última...

Esperanza Aguirre quiere nativos para que den inglés y las áreas o materias correspondientes en esta lengua en los centros bilingües (es decir: todas menos las instrumentales). Me parece muy bien que quiera nativos, pero... ¿no tienen que pasar una oposición como han hecho los demás? ¿Es justo que ella se queje de que los interinos entran a dedo y no se preparan la oposición y ella pretenda que los profesores de ingles de los centros bilingües entren "por su cara bonita"? ¿Cómo puede dormir tranquila por las noches cagándola, con perdón, cada vez que abre la boca, como hace últimamente? ¿Esta mujer no sabe que la función pública y el acceso a ella están regulados por una ley, y que entre las especialidades a las que se accede en virtud de ella tanto en primaria como en secundaria está inglés? ¿Qué va a pasar con los compañeros de la especialidad y los habilitados para el bilingüismo? Debería explicarlo o retractarse, yo creo, porque vamos, yo cuando lo oí la verdad es que estaba un poco perjudicada (un jaquecón de muerte que me tuvo toda la tarde en la cama, eso sí, con la radio bajita, que si no no me relajo) y ahí es cuando me enteré. Vaya toalla pa la playa, la que nos espera. Igual es que como estaba inaugurando una residencia del Kings College y esta es experta en decirle a todo el mundo lo que quiere oír menos a nosotros los profesores, pues igual era un poquito de peloteo, pero no es normal que ella sepa de sobra y positivamente que lo que ella pretende es inviable sin que esos nativos pasen por el mismo proceso selectivo de ingreso y acceso al cuerpo de profesores (todavía me acuerdo de lo que ponía en la solicitud, mira tú qué memoria tengo).
Por cierto, gracias por el aumento de visitas y de seguidores en los últimos días. El proyecto "Aulas en la calle" del que ya os he hablado sigue en pie. Mi propuesta va de las últimas, el domingo día 15 de abril coincidiendo con el Día del Libro. Ya os ampliaré detalles. Hasta más después, como dice un compañero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario